SESIONES DE COACHING

¿Hay algo que quieres cambiar en tu vida?

Para diferentes resultados requieren diferentes acciones, eso ya lo sabes… pero hay un paso previo, que es la clave del éxito sostenido: para que el cambio sea significativo, profundo y sostenible, no puedes quedarte a nivel de lo que haces: 

debes cambiar tu forma de pensar,

debes cambiar tu forma de ver, 

debes cambiar tu forma de ser. 

Hoy por hoy puedes encontrar “5 pasos fáciles” para hacer cualquier cosa. Tienes cientos de webinars ¡y gratis! a tu disposición. Información no falta; los métodos son claros.

Pero… ¿cómo te observas a ti mismo? ¿cómo cuestionas tus ideas más arraigadas, cuando tu propio cerebro es el acusado y el juez al mismo tiempo?  

Aquí es donde entra el coach, ayudándote a tomar otros puntos de vista, animándote a que salgas de tu zona de confort, y acompañándote para enfrentar esas ideas que sabes que debes cuestionar… pero te da vértigo por lo que pueda venir después.

Porque lo sabes: una vez que has abierto los ojos, no puedes mirar hacia el otro lado.

Las sesiones de coaching son un espacio seguro para explorar alternativas, decidir qué es importante para ti, e ir eligiendo las acciones que estés listo para asumir, paso a paso.

Todas nuestras conversaciones se basan en estas ideas:

  • Tu vida es el resultado acumulado de todas tus pequeñas y grandes decisiones.
  • No controlas todas las circunstancias, pero sí puedes controlar tus reacciones.
  • Siempre tienes alternativas (que no te guste el “precio” a pagar ¡es otra cuestión!).
  • No hay “correcto” ni “incorrecto”, sino caminos que te sirven o te obstaculizan en lo que sea que te propongas.

 

beach-frame-hand-615472LOS PROCESOS DE COACHING HABITUALES:

Duran entre 4 a 6 sesiones por “asunto” a tratar.

Las sesiones son de 1 hora.

Al final de cada sesión, el coachee elige un compromiso para realizar en el corto plazo.

 


¿quieres probar tu primera sesión de coaching GRATIS?

haz click aquí


 

¿Es lo mismo hacer coaching que terapia, una formación o tener un consultor? 

¡Parecido no es lo mismo! aquí te comentamos las diferencias.