Sin categoría

El coach: ni amigo, ni terapeuta, ni consejero

¿Es lo mismo hacer coaching que terapia, una formación o tener un consultor? 

¡Parecido no es lo mismo! comprende las diferencias para elegir qué se adapta mejor a tu necesidad actual.

LA DIFERENCIA ENTRE UN COACH Y UN AMIGO
Ojalá tengas buenos amigos, pareja, compañeros de trabajo y familiares con quien puedas hablar con sinceridad, quieran lo mejor para ti y te apoyen en tus decisiones.

El coach, por su parte, tiene otras cosas para ofrecerte:

  • objetividad, confidencialidad y neutralidad: no sufre ni se beneficia del resultado de tus acciones, sus intereses no están conectados con los tuyos, ni le da miedo que le dejes de querer si cambias. Por ello ni siquiera a nivel inconsciente intentará influir para llevarte a una dirección que no sea lo mejor para ti mismo.
  • otros paradigmas: solemos rodearnos de las personas que piensan igual que nosotros. En nuestra familia circulan muchas de las creencias que han modelado nuestra forma de pensar; y luego elegimos nuestras relaciones justamente por afinidad. Se siente muy bien… ¡pero difícilmente salga de allí un giro de 180º grados a nuestras vidas! El coach, por su parte, tiene afinididad contigo pero no te da su punto de vista personal, sino que intencionalmente te abre a un abanico de nuevas posturas. 
  • herramientas profesionales para explorar tus ideas, basadas en investigaciones y experimentos en ciencias del comportamiento, psicología, sociología, pedagogía y neurociencias.

LA DIFERENCIA ENTRE UN COACH Y UN PSICÓLOGO
La terapia y el coaching pueden tener muchos puntos de contacto; pero la psicología es una rama médica. La psicología se encarga de la salud mental: cura al paciente para que alcance niveles “correctos”, entendiendo que hay estados “sanos” y estados “enfermos”.

El coaching trabaja con personas mentalmente sanas que quieren mejorar, y les ayudan a conseguir resultados extraordinarios a su vida normal. En el enfoque de coaching no hay “correcto” o “incorrecto”: lo que observamos es si las creencias son propias o impuestas, los puntos de vista son justificados o injustificados, y las decisiones están alineadas o no con los valores y propósitos fundamentales del coachee.

LA DIFERENCIA ENTRE EL COACHING Y LA FORMACIÓN, CONSULTORÍA O MENTORING

Estas técnicas toman una forma correcta de hacer determinada cosa. Puede ser cómo armar un plan de marketing, cómo invertir en bolsa, o la mejor técnica para marcar los abdominales. Lo que sea, el conocimiento es externo a la persona, funciona para cualquiera que siga el método… solo hay que aprenderlo y ejecutarlo. No tiene sentido hacer coaching para encontrar la receta del pan: ésta ya existe.

El coaching tiene más sentido cuando:

  • debes escoger entre múltiples alternativas válidas,
  • tienes un malestar pero no sabes bien cómo definirlo,
  • los obstáculos no se solucionan haciendo más de lo mismo,
  • o directamente sabes qué debes hacer pero no logras ponerte a ello.

El coach te ayuda a descubrir tus qué / para qué. Una vez que aclaras esto, te ayuda activar todas las herramientas y conocimientos ¡que ya tienes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s